Utilizamos cookies para asegurarnos que tiene la mejor experiencia posible en nuestra web. Si continua navegando por nuestra página, acepta nuestra política de cookies. Política de cookies

Categorías

Nebularizadores


Los nebulizadores son dispositivos utilizados para administrar soluciones farmacológicas en suspensión: liberan una dosis de un fármaco, como partículas respirables. Es importante que las dosis y el tipo de tratamiento lo prescriba un facultativo. Leer+

Nebularizadores

Subcategorías



NEBULIZADOR


1. ¿PARA QUE SIRVE UN NEBULIZADOR?


Un Nebulizador es un dispositivo diseñado para administrar soluciones o suspensiones de fármacos, en forma líquida, o inhalatoria, a través de una mascarilla o de una boquilla. Su principal función es liberar una dosis determinada de un fármaco como partículas respirables. La forma de administración dependerá de tus preferencias personales y, sobretodo, de la prescripción médica, recomendada por el especialista.


Tu nebulizador debe conseguir que, como mínimo, el 50% de las partículas que genera sean inferiores a 5 μm. Las partículas comprendidas entre 1 y 5 μm se depositan, gracias a la gravedad, en los bronquios más pequeños y son las verdaderamente respirables. Los flujos utilizados habitualmente oscilan entre 6 y 8 litros/minuto.


2. TIPOS DE NEBULIZADORES.


Los nebulizadores se clasifican según el tipo de compresor que utilizan para generar las partículas a inhalar. En Ortopedia365.com te recomendamos los modelos que sean fáciles de montar y desmontar por ti mismo.

2.1 Nebulizador Neumático o tipo Jet.


Son los más utilizados en la práctica clínica y por ello este tipo de Nebulizador es el más vendido del mercado. Con un tamaño variable, los hay grandes y pequeños. Aunque son muy eficaces, antiguamente tenían tendencia a producir algo de ruido, lo cual podía molestar al paciente durante su uso, esto se solucionó con versiones más modernas de este tipo de nebulizadores, anulando el ruido. El compresor eléctrico, succiona el aire del ambiente, siendo la forma más habitual de utilización en domicilios.

2.2 Nebulizador Ultrasónico.


Basado en el efecto piezoeléctrico, en el que a un cristal de cuarzo se le aplica una corriente eléctrica de alta frecuencia, lo que genera una vibración que se transmite a un medio líquido y este, la transmite a la sustancia que va a ser nebulizada, produciendo un efecto de vapor o niebla. Una vez producido, el aerosol es transportado por un flujo de oxígeno o de aire hacia el paciente.  Su tamaño es compacto, y la mayoría de ellos son nebulizadores portátiles. Actualmente los nebulizadores ultrasónicos son los más modernos en el mercado. Están indicados para la nebulización de salbutamol, y contraindicados para corticoides y antibióticos.

2.3 Nebulizador de Malla.


En este tipo de nebulizador, el aerosol se genera al pasar el líquido por una malla, distinguiéndose 2 tipos, los de malla estática y los de malla vibradora:


• Malla Estática: el nebulizador aplica una presión al líquido que se va a nebulizar, de tal modo que este pase por los agujeros de la malla.

• Malla Vibradora: el líquido pasa a través de la malla gracias a la vibración generada en esta. Están indicados en pacientes con fibrosis quística y/o bronquiectasias que precisan tratamientos prolongados y especialmente con antibióticos inhalados.



3. ¿COMO USAR TU NEBULIZADOR?


• Los sistemas de nebulización están compuestos por una cámara de nebulización donde se introduce el líquido a nebulizar y generando el aerosol, y de una fuente de energía necesaria para que funcione el nebulizador.

• Uno de los riesgos de los nebulizadores es el de la infección pulmonar, por lo que es recomendable limpiarlo muy bien cada vez que lo utilices. Si es posible debes usar siempre material desechable.

• Al terminar la nebulización tienes que desmontar todas las piezas del sistema y lavarlas con agua caliente y jabón, aclarándolo posteriormente, secándolo minuciosamente y guardarlo en un lugar seco.

• Para los equipos habituales, se aconseja cambiar los tubos, las mascarillas y las boquillas cada 3 o 6 meses.

• Las terapias respiratorias domiciliarias mejoran la calidad de vida de pacientes y evitan las hospitalizaciones innecesarias.

• La comodidad y tranquilidad de permanecer en el propio domicilio y la atención individualizada son las principales ventajas de la asistencia domiciliaria para los pacientes.



4. NEBULIZADOR PARA ADULTO.


• Durante el proceso de nebulización debes estar sentado y erguido, y respirar a un ritmo normal y sin hablar.

• Intentando que el momento elegido para la nebulización sea el mejor para el enfermo.

• Antes de que empieces a utilizar el nebulizador en tu domicilio, se recomienda realizar un primer tratamiento bajo la supervisión de personal sanitario cualificado.

• Debes preparar la solución a nebulizar pocos minutos antes de comenzar el tratamiento.

• Debes conocer perfectamente la dosis de la medicación que tienes que administrarte.

• A
prende el modo de prepararla, la forma en la que debe colocarse en el equipo y el tiempo de nebulización.

• Tienes que saber desmontar los distintos componentes del sistema, para que puedas limpiarlo y mantenerlo correctamente.



5. NEBULIZADOR PARA NIÑOS O NEBULIZADOR PEDIÁTRICO.


• El tratamiento del asma en la edad pediátrica con independencia de la situación clínica, es por
vía inhalatoria.

• Para que la administración del medicamento sea lo más efectivo posible, se requiere una correcta técnica en el uso de los dispositivos, siendo necesario un aprendizaje adecuado del niño y su familia en el manejo de los inhaladores.

• Los inhaladores se deben prescribir después de que el paciente o la familia hayan sido instruidos adecuadamente en el uso del dispositivo y hayan demostrado realizar la técnica correctamente.


¡SI TIENES CUALQUIER DUDAD, LLÁMANOS Y TE ATENDEREMOS ENCANTADOS!